51.5 F
Raleigh
Friday, March 1, 2024

Denis Valerga, uno de los grandes compositores de nuestros tiempos

Tienes que leer

Teresa Mascarenhas
Teresa Mascarenhas, conocida con el nombre de Mo Anam Cara, nació un 25 de Noviembre en La Línea de la Concepción (Cádiz, España), actualmente tiene su lugar de residencia en Gibraltar. Cursó estudios de Educación Infantil. Autora de la antología poética “ Latidos” y componente del grupo musical de composiciones originales llamado Mo Anam Cara, nombre que a la vez utiliza como seudónimo a la hora de escribir poesía.

El lenguaje universal de la música llena los vacíos más emocionales del silencio.

Sin palabras, expresa todo lo que a veces ellas no pueden transmitir, se adentra en el alma, dejando siempre una huella imborrable en el corazón. Solo ella puede reunir y abrazar diferentes culturas en un mismo sentimiento. Es pura y mágica. Sensible y espiritual.

Ya decía Aarón Copland, compositor estadounidense: Detener el flujo de la música sería como detener el tiempo en sí mismo increíble e inconcebible.

Hoy he tenido el honor y privilegio de poder reunirme con Denis Valerga, compositor y músico gibraltareño, nacido un 2 de noviembre de 1952.

Denis vivió en Londres durante 33 años, formó parte de varios grupos musicales, y desarrolló sus habilidades como arreglista, programador y productor en sus composiciones.

Ha colaborado con grandes artistas como Ángela Carrasco, Ruth Martínez que incluyó la canción “Márchate” en su álbum, Albert Hammond, con quien colaboró en el disco “Legend” como programador principal, teclista, guitarrista e ingeniero de grabación y mezcla, así como en su segundo CD; el álbum “Legend 2” donde participaron artistas tan reconocidos mundialmente como Julio Iglesias, Cliff Richard, Al Stewart, Dani Martin, Miguel Bosé, etc y con nuestro querido y añorado Manzanita, entre otros.

Y así mismo ha trabajado con grandes compañías discográficas como Island Récords, EMI, y Polydor Récords.

En Madrid, trabajó grabando discos para Columbia con el reconocido productor Manolo de la Calva, uno de los integrantes del grupo el Dúo Dinámico.

A lo largo de su carrera ha ganado diversos premios; canciones como “Tren de Madrugada” y “Amigo y Amante”, letra por John Dawes y Bathsheba Peralta, fueron galardonadas con el Segundo Premio en “El festival de Andalucía”, en Benalmádena.

Ha ganado el primer premio 6 veces en el “Gibraltar International Song Festival”; un acontecimiento que no ha sido logrado con anterioridad en la historia de este festival por ningún compositor.

Su canción “Mentiras”, junto con la letrista Bathsheba Peralta, ganó el primer premio en el festival de la canción “La Candelaria”.

Denis Valerga, un gran maestro que se hizo solo, sencillo y sensible como lo muestra mucha de sus composiciones.

“Leonard Cohen tocaba en el Royal Albert Hall (Londres), yo era joven y no sabía nada del mundo. Cuando terminó el concierto fui hacia él y le dije: Yo conozco sus canciones ¿Puedo tocar en su banda?

Él sonrió, fue muy amable conmigo. Me explicó cuán difícil era. Estuvimos hablando por un rato”

– Denis, ¿Qué significa para ti la música?

La música para mí es absolutamente todo, me ha dado una vida de lujo pero no económicamente sino más bien espiritual.

No conozco el aburrimiento, siento mucho amor y pasión por ella, nací músico y moriré músico.

– ¿Cuándo comenzó tu carrera artística?

A la edad de trece años. En la casa donde vivía con mi familia, tendría unos doce años y a esa edad tenía unos cinco o seis amigos, entre ellos, mi hermano Henry. En esos días saltaron a la fama Los Beatles, Los Rolling Stones, vino la invasión multicultural de Inglaterra, entonces teníamos un tocadiscos de esos antiguos que nos regaló nuestros padres, oíamos el último disco de Los Beatles y nos quedábamos en uno de los cuartos de la casa, donde había dos guitarras no muy buenas y un piano muy antiguo con candelabros. Queríamos formar un grupo, y después de un año aprendimos a tocar copiando a Los Beatles, a los Rolling…, etc. Y realmente éramos bastante buenos.

Comenzamos a tocar, yo ya con trece años y mi hermano Henry catorce.

Cuando llegué a los quince años pensé en escribir algo mío, y ahí fue donde comenzó todo, en el año 1966.

– ¿Recuerdas tu primera composición?

Sí, en ese piano negro de teclas amarillentas, con grandes candelabros que hasta me daban miedo porque me parecía como un ataúd. Recuerdo todavía cuando me acerqué a él, abrí la tapa y me pregunté; ¿cómo se tocará este instrumento? Cogí la guitarra, puse un Do, un Re, un Mi, y así buscando las notas en sus teclas logré aprender a tocarlo y así surgió mi primera canción, “By the way you look”.

Y desde entonces no paré de componer, tengo más de mil canciones, piezas cinemáticas y orquestrales.

– ¿Qué estilo musical te define?

Inicialmente, un estilo musical conocido como Folk music, que más bien es acústico, gran parte de mi vida, me he dedicado a tocar la guitarra acústica de nilón. Cuando fui a Londres con dieciséis años, me influenció mucho, una novia que tuve. Le gustaba mucho un artista que yo nunca había oído antes, cuando le pregunté su nombre me dijo Leonard Cohen.
Me fascinó su voz y su manera de tocar la guitarra, me enamoré de su música y sus letras. Yo que entonces tocaba la guitarra eléctrica, pase a la guitarra española de nilón, desde entonces no he dejado de tocarla, toco también el bajo y obviamente todo lo que aprendí de aquel piano negro me sirve hoy en día para mi trabajo de programador y me ha servido para diversificar mi carrera musical y producir hoy en día mis propias obras originales.

Cuando miro hacia atrás me doy cuenta lo importante que son las raíces, cosa que realizas y no te das cuenta, aprendiendo tú mismo con una cuerda de guitarra ante un piano, quien me hubiese dicho entonces que sesenta años después estaría usando esa raíz que sembré y realizando todo este trabajo hoy.

Así que puedo afirmar que en mí influyó mucho los principales grupos de los sesenta, música que me inspiró para convertirme en músico, luego la gran influencia de mi vida ha sido Leonard Cohen. Por eso me defino inicialmente como un guitarrista de Folk.

Denis, a lo largo de tu vida has trabajado junto a otros grandes artistas . ¿Podrías hablarnos un poco sobre tus trabajos realizados con ellos?

Recuerdo que mi hermano Henry y yo, habíamos hecho unas maquetas, cinco o seis canciones que había escrito yo y la había grabado con él, por aquel entonces fuimos a Madrid para una entrevista con un amigo nuestro que nos contactó con Manolo de la Calva, uno de los componentes del Dúo Dinámico, y le gustó muchísimo nuestro trabajo y así es como llegamos a firmar con Columbia Records. No lo podíamos creer y él mismo nos produjo un LP y dos sencillos que entraron en los 40 principales. Fue una experiencia increíble.
Luego en Inglaterra con Eddie Adamberry, que a día de hoy sigue siendo mi socio y coescritor , decidimos abrir un estudio de grabación, teníamos muchas canciones escritas, y en aquellos días costaba mucho grabar en un estudio, Eddie tenía muchos conocimientos acerca de cómo hacerlo, trabajamos con muchos jamaiquinos conocidos del Reggae de aquella época, a excepción de Bob Marley, todos pasaron por nuestro estudio.
Todos ellos habían firmado con Island Récords o Chéster Récords y cuando ocurrió todo esto Island Récords nos contrató como productores, y de ahí vinieron Sugar Minott, Leroy Smart, Denis Brown, Bunny Wailer, entre otros.
También trabajamos con Billy Ocean, e incluso hicimos un CD con Manzanita, que desgraciadamente no salió nunca a la luz debido a su fallecimiento.
Con Albert Hammond, trabajé en la producción y en la masterización de su álbumes entero de “Legend 1“ y “Legend 2”.
La canción “The air that I breathe” Albert la cantó en mi estudio en Gibraltar, y Cliff Richard grabó su voz en otro estudio, en un condado de Inglaterra, su ingeniero de sonido me envió su voz y yo la introduje en esta producción, y llegamos al número tres en los Charts Ingleses, a lo más alto que jamás he llegado con un trabajo mío.

– Denis, cuéntanos un poco acerca de tu nuevo trabajo.

Debo señalar que personalmente, me siento muy agradecido, por todo lo que la música me ha entregado y cómo ella me ha transformado la vida. Me ha dado una espiritualidad y un amor increíble, convirtiéndome en la persona que soy. Toda mi vida he vivido de ella.
He grabado un disco nuevo, tengo mucho trabajo acumulado, cuyos beneficios de su venta estoy donando a una protectora de gatos callejeros y es mi forma de dar las gracias por todo lo que la música me ha dado a mí.
Uno de ellos, es un disco muy personal, llamado “Naked Songs” [ “Canciones Desnudas” ] Todas ellas hablan del amor, pero el amor visto desde diversas perspectivas, canciones que hablan del amor adolescente, del amor de compasión, historias que hablan de una realidad, del amor sufrido y doloroso, la idolatración hacia otra persona, de amores nacidos en circunstancias nefastas como en un campo de concentración, etc.
Un total de diez canciones.
Y el otro CD titulado “Fires of War”, es un EP con cuatro temas, tratan de Auschwitz y de la guerra, “Night train to Auschwitz”, la segunda “La Batalla del Ebro”, donde murieron más personas en la Guerra Civil española, y “The Last day of World War I”; esta última es una pieza interesante de larga duración, consta de cuatro estrofas, cada una es la historia de un soldado. Tengo otros dos con letras en Español titulados “Vestido de Negro” y “Canciones del Desván” y otro proyecto titulado “Ashiana” que trata de Yoga y meditación.

– ¿Cuántas horas dedicas a tus composiciones?

Unas ocho horas al día.

– ¿Cuál es tu proceso creativo?

Nunca espero que la inspiración llegue, yo me he educado a sentarme, a trabajar y básicamente trabajo en mi estudio o bien con la guitarra o con mi piano que está conectado a mi ordenador donde tengo miles de sonidos. A veces en la mañana temprano me vienen ideas mientras contemplo el amanecer, y en ese instante en que voy despertando me surgen ideas que grabo en mi móvil. Otras comienzo con algunas de las melodías que tengo en el ordenador y eso me da pie a crear una obra.
Busco sonidos, y decido qué tipo de canción va a ser. Yo creo diferentes tipos de música, clásicas, orquestales, sinfónicas, pop, etc.; ahora también estoy en un proyecto que estoy diseñando al estilo Melodic Techno, que no tiene nada que ver con la música Folk.
Hoy en día no tengo un estilo, me gusta reinventarme en cada obra que creo.
Ese es mi proceso, empezar con una idea, estoy con ella durante cuatro días desarrollando la canción y al quinto día, por lo general, ya está terminada.

–¿Consideras que la musicalidad es algo con lo que se nace o se puede aprender?

Yo nací con ella. Nací en una familia de cinco hermanos, de los cuales cuatro nos hemos dedicado a la música. Mi abuelo era músico, los genes de la música se heredan, yo nací con mucha habilidad para la música, aprendí por mí mismo desde muy joven.
Hay dos clases de músicos: los que saben leer música y los que aprenden de oído como yo, y no por ello necesariamente eres menos de los que saben leer.
Pienso que el músico que no sabe leer, toca de corazón, con intuición y con el alma, mientras el que ha aprendido a leer, están sentados frente a sus notas, y son buenísimos, pero no suelen tocar si no tienen su partitura delante, ese papel es algo prohibitivo, si no lo tienen se paralizan en cierto modo.
Yo puedo tocar a oscuras, puedo improvisar de forma natural, la música fluye a través de mí. Personalmente, si hubiese aprendido a leer música estoy seguro me hubiese encasillado.

– ¿Qué nos puede contar la historia de tu canción con más éxito?

Nunca tuve un gran éxito escrito, fue más, un logro personal en una de mis canciones “A year going by”, escrita a los dieciséis años, y fue en la transición de noviembre que comienza unas fiestas inglesas llamadas Guy Fawkes, yo la tocaba en un pub, y un hombre se acercó y me felicitó y me dijo:¿por qué no la grabas? A lo cual le respondí, no tengo dinero para grabarla en un estudio y el mismo se ofreció económicamente. Busqué un estudio y me hicieron un arreglo musical increíble, para 8 violines. Cuatro cellos y 4 violas. Fue muy emocionante para mí.
Y como mencioné antes, lo más grande donde participé yo, no era una canción mía, era de Albert Hammond, “The air I breathe”, el disco lo hice yo y lo cantaron él y Cliff Richard. Sinceramente, el éxito nunca lo busqué mucho, no sé si me apetecía.
La fama es muy dura, no existe la privacidad, yo soy una persona muy sencilla y bastante privada, a mí me gusta estar solo y he de estarlo por la naturaleza de mi trabajo, hubo oportunidades, pero quizás no llegaron a nada porque inconscientemente no lo deseaba.

– ¿Cuál es tu opinión sobre la industria de la música hoy en día?

Yo la prefiero a la antigua. Antes, bajo el umbral de la industria antigua de las casas discográficas, era muy difícil grabar, porque se basaban en estudios grandes, si tú no habías firmado con una compañía de discos no grababas, a no ser que alguien en buena posición se interesara por tu trabajo. Luego, al firmar con ellos, ya estaba en manos de otras personas que solo miraban las ganancias, tú solo eres una suma para ellos y por supuesto no están preparados para una música original que no sea aquella que ellos buscan, no musical sino ganancias. Tiene que ser una canción comercial, y yo nunca quise ser comercial, quise ser verdad, crear canciones con profundidad, yo prefiero vender menos y realizarme como artista. Todos estos grandes artistas de los años 60 como David Bowie, The Beatles, etc., todos ellos tuvieron problemas con las discográficas, querían realizarse y las compañías no lo permitían. Hoy, en tu casa, con un buen programa como el Logic, un piano, alguna inversión en software, puedes grabar lo que desees, sin tiempos, ni reloj. Tu propio estudio personal y privado. Posees una libertad creativa exclusiva que antes estas discográficas te impedían. Luego, te suscribes a una de estas compañías como CD Baby por ejemplo, envías tu trabajo y ellos se encargan de distribuirla en las diferentes plataformas digitales.

– ¿Puedes adelantarnos algo de tus próximos proyectos musicales?

De momento tengo un proyecto en el estilo Melodic Techno llamado “Seila” que es el nombre de la intérprete de estos temas, es música ligera, muy potente, con mucha tensión pero al mismo tiempo con melodía y muy buena letra.

Al terminar la entrevista, Denis se levanta y mira amorosamente a sus gatitos, me comenta acerca de ellos y sus ojos se iluminan. Denis, aparte de su gran talento para la música, siempre ha sido una persona gran defensora del cuidado y amor hacia los animales.
Gran parte de los beneficios adquiridos por la música van destinados a muchas de estas organizaciones protectoras de animales.

Muchas gracias Denis por concederme esta entrevista.

- Advertisement -

Más para leer

- Advertisement -

Reciente