54.3 F
Raleigh
sábado, diciembre 3, 2022

Invisibles

Anarquía

El silencio de los recuerdos deshoja el calendario días años décadas revolotean en tu corriente sanguínea a fuerza de olvido a ritmo perpetuo pasas la película infecunda del perdón reavivas la llama del adiós mora en tu ánima carcome tus cenizas surca tu sombra Soplos trasnochados crujen en la verdad del olvido (desamor abrigado cielo...

El vuelo de las golondrinas desde El silencio del olvido

Cuando era pequeña, tendida sobre la hierba, contemplaba el vuelo de las golondrinas… Me quedaba extasiada con la configuración del vuelo, la estampa entre las ramas de los árboles y la aventura del revoloteo. Mi padre se acercaba y me susurraba al oído: “el vuelo de las golondrinas está en tu cabeza”. Esta imagen la retomé la primera vez que mi padre desapareció de la casa… Recorrimos nuestro campo de Carolina, buscando su rastro. Encontramos su vehículo estacionado en un paraje abandonado y lo encontramos a él desorientado. Reconoció a mi madre y comenzó a llorar… Rememoré el vuelo de las golondrinas y emprendimos nuestra historia con la enfermedad de Alzheimer…

Llamarada

esa mujer desangra amor por las venas clausuradas de odio y olvido lucha contra su piel ajada clava su llanto en un manto de silencio hoy mañana hoy mañana reverbera la desidia de un pueblo amurallado

Guayaba

Guayaba- Mayra R. Encarnación Muerdo Sí, muerdo a bocanadas de embeleso Viajo a la semilla del bosque idílico (olor a retoño) Turbidez de sensaciones a vuelo lento (olor a viento)

Insomnio

Entregué la noche al encuentro con mi ser… mutilado paso boscaje simiente ocaso de verdades desatadas

Des(velo)

Desperté en el manar de Leteo… Me contagió el cuerpo de su llanto náufrago perpetuo sustancia primaria lluvia sumergida en la piel de su fluido

Morada deshabitada

Soy desde el útero progenitor… sangre de mi sangre llama que flagela el vacío de las tempestades hoguera desafiante de raíces patriarcales viento de lluvia para sucumbir en el volcán de la duda

Agua mansa

Somos esas mujeres hijas del caracol ancestral que mana leche y miel. Somos esas criaturas que envenenan sus entrañas como acto de exorcismo o purificación (mirada firme) estirpe en erupción

Ancestras

a Antonia Jiménez, tu pupila visita mi infancia, despierta el centro de mi hoguera, ceñida a tu paso de abrojos, hierbabuena y azucenas, espíritus y rituales...

Invisibles- Mayra R. Encarnación

Invisibles- Mayra R. Encarnación Meléndez, Carolina, Puerto Rico. Trabaja en la Universidad de Puerto Rico en Carolina.
- Advertisement -

Tienes que leerlo

Dónde encontrar el amor

Si crees que el Amor no has encontrado, quiero decirte que dentro de ti está encerrado desde el vientre maternal donde se empezó a formar tu ser, contigo es desde antes de nacer.
- Advertisement -