37.7 F
Raleigh
jueves, febrero 2, 2023

El regalo esperado

El regalo esperado

Anita llevaba más de doce años asistiendo dos días por semana en la casa de los Botero. Suele ir los martes y sábado a realizar las labores de arreglo y aseo del apartamento. Esta pareja, tras la partida de los hijos mayores, conviven con la intermedia, quien decidió ser soltera y sin hijos. Trabaja en una multinacional comercial desde cuando se graduó en Negocios Internacionales, por lo que, antes de la pandemia, se la pasaba casi todo el tiempo viajando por el mundo, actividad andarina que tras la supuesta nueva normalidad va retomando paulatinamente, por lo que los viejos regresaron a su callada soledad de pareja en senectud.
- Advertisement -

Tienes que leerlo

Aunque parezca mentira

Un hombre pequeño, como por arte de magia, apareció y se dirigió hacia acá, donde aún servimos al orden: —No puedo más señor, debe escucharme. Vengo desde muy lejos y he tenido que dormir en las calles y probar alimentos hasta de los botes de basura. Pero aquí estoy. Vengo a poner una denuncia ‒dijo aquel viejo que entró a la estación policial.
- Advertisement -