48.8 F
Raleigh
viernes, diciembre 2, 2022

Eureka

Tienes que leerlo
Eugenia Gallardo
Eugenia Gallardo
Literariamente Eugenia se define como hija de Asturias y Cervantes; prima de Monterroso y Batres Montúfar; amiga de Yourcenar y Christie. Su obra ha sido traducida al italiano y francés, e incluida en antologías. Publica poco y escribe mucho; la crítica ha sido generosa con los frutos de su inventiva. En 2020 y 2021 fue nominada al Premio Nacional de Literatura. Floreció en dos hijas y dos nietas. Casada de dos hervores, hoy es soltera empedernida. Creció en Cobán, Huehuetenango y la Ciudad de Guatemala. Entre aventuras y exilios ha vivido en Nueva Orleans, Sao Paulo, Atlanta, Carolina del Norte, Londres, Madrid y Costa Rica. Es Máster en Ciencias en Economía de América Latina (Universidad de Londres). Como economista política se ha dedicado principalmente a la investigación social. Escritora, dramaturga, actriz y artista plástica, su principal motivación es la creatividad y la experimentación.
Audio

Eureka
Por Eugenia Gallardo

Dicen que muchos que han gritado ¡eureka! al encontrar algo que buscaban desesperadamente, lo lograron en el cotidiano y humilde acto de tomar una ducha o de sumergirse en una bañera. La explicación es que al soltarnos del estado de desesperación, la mente se libera y encuentra sin esfuerzo, es decir, en libertad. A veces, cuando escribimos, nos ponemos en el afán de encontrar una respuesta: ¿cómo relato esta historia? ¿por dónde empiezo? ¿pongo todo lo que se me ocurre o voy escogiendo solo lo más interesante? ¿cómo me imagino a mi lector? ¿adelanto algo del final para que no se aburran o me lo guardo? Y así, con la cabeza cargada de dudas, uno se enfrenta a la hoja en blanco. Y no sale nada qué escribir. Y uno se frustra. Entonces ordena esas preguntas y posibles respuestas en un esquema. Y el esquema queda tan hermoso que se podría usar para una clase magistral… pero el relato no nace. Y uno se ofusca. Ese es justamente el momento de bañarse.
El bañarse lo utilizo aquí como un recurso explicativo: puede ser que usted no se bañe, literalmente. Puede ser que salga a caminar, o se ponga callada la boca a hornear galletitas, o arregle meticulosamente una gaveta. De lo que se trata es de soltar a la mente de la obsesión del control y dejarla que haga lo suyo. Y lo suyo (de la mente que fluye en libertad) es organizar, racionalizar, intuir, conectar, recordar, proyectar, recrear, soltar, tomar, inventar, descomponer, descubrir una joya en la basura. ¡Eureka! La mente sin exigencias encontró la joya en la basura y nos la entrega nítida y limpia para que iniciemos nuestro relato. Relato que tomará su camino resolviendo los asuntos prácticos (todas esas preguntas que teníamos), pero que no se perderá porque en el “eureka moment” se le rebeló su espíritu. Ese espíritu, que se siente como un ímpetu, como un mandato, es quien nos sostiene en la tarea y es el responsable del júbilo que sentimos en el acto material de componer determinado texto.

Eugenia Gallardo
22 noviembre 2022
Raleigh NC

- Advertisement -

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -
Reciente

Dónde encontrar el amor

Si crees que el Amor no has encontrado, quiero decirte que dentro de ti está encerrado desde el vientre maternal donde se empezó a formar tu ser, contigo es desde antes de nacer.
- Advertisement -

Artículos relacionados

- Advertisement -