91.7 F
Raleigh
martes, julio 5, 2022

Abrir un libro, muchacho

Tienes que leerlo
Wilson Rogelio Enciso
Wilson Rogelio Enciso
Escritor colombiano (Chaguaní, 4/15 de julio de 1958), profesional en Ciencias Políticas y Administrativas (Administrador público), especializado en Administración de la Planeación Urbana y Regional y diplomado en: Docencia Universitaria, Educación Virtual, Educación a Distancia y Planeación Estratégica. Laboró con el Estado colombiano entre 1978 y 2015 y fue docente universitario de 1986 a 2012. Es autor de una saga de dieciséis novelas, dos en proceso y cuatro en perspectiva, dos compilaciones de narraciones románticas y más de sesenta relatos. Obras publicadas: La iluminada muerte de Marco Aurelio Mancipe , 2016, novela. Con derrotero incierto , 2017, novela. Enfermos del alma , 2018, novela. El frío del olvido , 2019, novela. Amé en silencio, y en silencio muero , 2017, compilación de narraciones románticas. Matarratón, 2021, novela. Es autor de cuentos y relatos que sube de manera periódica a redes y que publica en Revista Latina NC , en Escondite Literario Tropical y en su página wrenciso.com . Fundó y gestiona desde 2016 la iniciativa literaria: Una novela para cada escuela . Busca incentivar la lectura desde el aula de clase en lugares remotos y de difícil acceso a la literatura, tanto en su país como en otras partes del mundo.

Mensaje a los estudiantes de la Escuela Secundaria Técnica No. 9,
Reynosa, Tamaulipas, México,
con motivo del conversatorio durante la donación
para su biblioteca de la novela
‘El valle de las apariciones’.
25 de mayo de 2022.

Recuerda, muchacho, si bien es cierto que hoy el alboroto de la juventud rebosa tu existencia, también debes saber, o alguien te lo tiene que decir, ¡o repetir!, que, en especial tú, serás el responsable de tu futuro. Por lo que, entonces, a nadie has de señalar por el éxito o el fracaso que mañana alcances. Cosecharás de lo que hoy siembres en tu alma, y como lo hagas. Tu futuro se labra desde ahora, no esperes a mañana para comenzar su diseño. Para esto tienes al alcance algunas buenas herramientas, entre estas la lectura sana, la que enseña y deja huella, amén de divertir y alejar los malos pensamientos, así como los vicios de moda, los cuales, te lo aseguro, si no te alejas ahora de ellos, estos terminarán por hacerte más difícil el camino, cuando no es que oscurecerán tu destino.
¡Sí, te estoy hablando de la literatura!
Con este vicio sano, el de leer, y ojalá a la par con el de escribir, podrás esculpir el sendero por el cual trasegarán tus pasos. Las voces de los autores que leas de chamaco, junto con las de tus maestros, sobre todo los exigentes, así como las de tus amados padres, por siempre incrustadas en lo más recóndito de tu alma, por antonomasia noble, en el momento preciso retumbarán, cual trompeta de mariachi, para guiarte por donde debe ser. Ya será cuestión de tu voluntad, disciplina y pertinencia hacerles caso o irte peña abajo. Tú, solo tú lo decides, y desde ya.
Abrir un libro, muchacho, es entrar a un mundo mágico que construyó un autor, pero que solo el lector interpretará y vivirá a su manera, según su gusto, ingenio y expectativa.
La voz del autor producirá o estimulará en ti sensibilidades afines a tus sentimientos. Incluso, te avivará aquellas pasiones que te traes a escondidas en lo profundo y más íntimo de tu ser. Estímulo que será capaz de sacar a la luz al escritor, artista o personaje universal que hay en ti… escondido allá en el fondo de tu ser esperando esa voz de aliento que le brinde confianza y anime a salir.
También, cada vez que quieras hablar con un autor, tal vez en busca de un consejo, de una salida para una situación difícil, o simplemente para encontrar un momento de evasión de tu dura realidad, lo único que tienes que hacer es abrir las páginas de alguna de sus obras. Te lo aseguro, ¡muchacho!, que en sus párrafos él te mostrará una salida, una respuesta que tú, según tus criterios, tomarás o dejarás.
Si te envicias con la lectura viajarás a costo bajo por lugares que de otra manera jamás conocerás. Andarás sin la necesidad de salir de casa, mucho menos sin correr los fatales riegos que implican otros tipos de viajes de oropel que se te ofrecerán por doquiera a lo largo de tu vida.
De ahora en adelante, muchacho, cuando necesites escuchar de nuevo mi voz, además de tenerme a tu disposición por siempre en cualquiera de mis novelas, relatos y narraciones de prosa poética colgadas en la red, y en esta que dejo en la biblioteca de tu escuela, búscame en la Internet, y en mí página: wrenciso.com. Ahí estaré a un clic de ti. Envíame un mensaje con tus inquietudes, dudas, planes… Mientras siga con vida te responderé, algo te diré, te lo prometo.

- Advertisement -

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -
Reciente

El vuelo de las golondrinas desde El silencio del olvido

Cuando era pequeña, tendida sobre la hierba, contemplaba el vuelo de las golondrinas… Me quedaba extasiada con la configuración del vuelo, la estampa entre las ramas de los árboles y la aventura del revoloteo. Mi padre se acercaba y me susurraba al oído: “el vuelo de las golondrinas está en tu cabeza”. Esta imagen la retomé la primera vez que mi padre desapareció de la casa… Recorrimos nuestro campo de Carolina, buscando su rastro. Encontramos su vehículo estacionado en un paraje abandonado y lo encontramos a él desorientado. Reconoció a mi madre y comenzó a llorar… Rememoré el vuelo de las golondrinas y emprendimos nuestra historia con la enfermedad de Alzheimer…
- Advertisement -

Artículos relacionados

- Advertisement -