37.7 F
Raleigh
jueves, febrero 2, 2023

Venezuelan Dance Group NC

Tienes que leerlo
revistalatinanc
revistalatinanchttps://revistalatinanc.com
Revista Latina NC “EL lugar donde descubrimos muchas culturas, pero el orgullo de pertenecer a cada una nos une”. Revista Latina NC tiene el propósito de promover los Negocios, Grupos Musicales, Artistas Latinos así como los Servicios y Eventos a través de las Sociedades, Instituciones, Academias, Asociaciones y Grupos que involucran a nuestra comunidad Latina. Consideramos parte importante de nuestra comunidad la difusión de estas actividades con el fin de recordar nuestras tradiciones como países latinos y compartir con el mundo lo enriquecedor de cada una de nuestras culturas. Una de las principales caracteristícas que distingue a Revista Latina es que todos sus espacios están diseñados para que sus seguidores puedan ser parte de ella, tenemos espacios para todos aquellos que gustan de realizar artes, que escriben o componen, los que realizan eventos sin fines de lucro, para todos aquellos que tengan un buen propósito hay un lugar.

2022 – Festival Cultural Virtual del Día del niño de Revista Latina desde Carolina del Norte.
Te presentamos a: Venezuelan Dance Group NC “El Diablo Suelto – Barlovento”
El Grupo de Danza Venezolana de Carolina del Norte es un grupo comunitario sin fines de lucro abierto a todos los hombres, mujeres y niños, independientemente de su nacionalidad. Tenemos miembros de diferentes orígenes de América Central y del Sur, así como de los Estados Unidos.

#festivaldiadelniño #festivaldelniñonc #revistalatinanc #soylatino #latinocarolinadelnorte #festivalcultural #festivalraleigh #culturalatinoamericana #niños #tradition #kids #kidsfestival #childrens #childrensfestival #folklor #folclor #bailes #cuentos #cuentosinfantiles #Venezuela #VenezuelanDanceGroupNC #ElDiabloSuelto #Barlovento

Artículo Anterior
Siguiente Artículo

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Reciente

Aunque parezca mentira

Un hombre pequeño, como por arte de magia, apareció y se dirigió hacia acá, donde aún servimos al orden: —No puedo más señor, debe escucharme. Vengo desde muy lejos y he tenido que dormir en las calles y probar alimentos hasta de los botes de basura. Pero aquí estoy. Vengo a poner una denuncia ‒dijo aquel viejo que entró a la estación policial.

Artículos relacionados