83.3 F
Raleigh
jueves, agosto 11, 2022

El Día del Autismo…

Tienes que leerlo
Gerardo Guardado
Gerardo Guardado
Padre de un niño con Autismo Co-Fundador de la Asociación Autismo Luz Azul de El Salvador Promotor de los derechos de las personas con Autismo y de la concienciación sobre Autismo y otras condiciones, con especial atención en estudiantes universitarios y personal del servicio público

Como todos sabemos, o deberíamos saber (luego entenderás por qué), el 2 de abril es el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo. Un poco de historia: las Naciones Unidas designaron el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, a observarse todos los años a partir de 2008. Por supuesto hay más que decir al respecto, pero aprovecharemos este artículo de otra forma. Si quieres profundizar sobre la designación del 2 de abril, puedes dar clic aquí (https://www.un.org/es/observances/autism-day) para que te enteres de detalles interesantes.

Aunque no cabe duda sobre la relevancia de la información recién mencionada, hay muchos enfoques relativos al tema del Autismo que conviene considerar. En esta oportunidad, me referiré a la dimensión humana – desde una perspectiva familiar – del Autismo. Antes, una nota: lo ideal sería que estuvieses leyendo a una persona (niño, joven o adulto) con Autismo, pero ya que estamos aquí, usemos estos pocos minutos de la mejor manera posible.

Empecemos…

¿Has conocido a una persona con Autismo? ¿Sabrías reconocer algunas de las señales típicas que una persona con Autismo presenta en sus comportamientos, reacciones y costumbres? No me refiero a lo que hayas visto en alguna serie o película, sino a la vida real. Es cierto, puede que no le encuentres sentido a saber eso a menos que seas madre o padre (como soy yo) de alguien con Autismo, profesional en el área de la salud o educación, familiar o amigo. Espero que luego de leer este corto artículo, el sentido brille en tu mente.

El Autismo tiene nombres y rostros. Hay tantas clases de Autismo como personas que lo tienen. Y al tenerlo, diagnosticado o no, la dinámica familiar cambia de acuerdo al Autismo en cada persona. Si bien es cierto, se observan una serie de comportamientos y particularidades que coinciden con frecuencia en distintas personas con Autismo, también es cierto que hay individuos cuyo Autismo es muy diferente a lo “habitual”. En algunos casos incluso, las características y particularidades pueden ser totalmente opuestas a las encontradas en un porcentaje mayoritario de la población.

No debo mentir, no todas las historias de familias que viven el Autismo terminan como desearía. Hay hogares divididos, parejas distanciadas y otras circunstancias tristes. Pero también hay hogares fortalecidos, familias que se unen más, en donde abuelos, primos, tíos y otros parientes se comprometen con la causa de hacer que esa persona, niño, joven o adulto con Autismo, logre llegar a ser la mejor versión posible de sí mismo.

Una familia que de verdad vive el Autismo, sabe el valor de cada logro, por pequeño o grande que parezca. Conoce el sacrificio y la esperanza, es resiliente y tiene una voluntad que no se quiebra con nada. Naturalmente sabe de derrotas, pero cuando tiene su objetivo claro, se detiene a penas a beber agua aunque lluevan piedras y palos, hielo y fuego, hiel y sal. Entiende de paciencia y perseverancia, desarrolla la solidaridad y la verdadera empatía. Reconoce el tesoro que tiene en sus manos y el alto honor recibido al habérsele confiado a su cuidado a un ser tan noble, con tanto potencial, con la capacidad de ver al mundo de una manera fuera de lo habitual. Y con esto hay que tener cuidado y reconocer que las personas con Autismo no están “en su mundo”, como poética pero erróneamente suelen decir padres e incluso algunos profesionales de la salud mental. Están en este mundo, el tuyo y el mío, el de todos. Y tienen sus gustos, sus necesidades, sus pasiones, sus apetitos, como los tenemos todos. También tienen sus aversiones, como todos, a comidas, a colores, ruidos, personas… igual que tú y yo.

¿Por qué no darles entonces el respeto y el valor que se da a alguien, por el simple hecho de ser persona? Si es porque son “diferentes”, te invito a darte cuenta que LO ÚNICO constante en la humanidad, además de nacer y morir, es que TODOS SOMOS DIFERENTES. Y las diferencias crean canciones, construyen edificios, generan economía, producen inventos, hacen avanzar a la humanidad. Aprende a valorar las diferencias, a respetarlas, a incluirlas en tu vida diaria así como tú eres incluido en muchas vidas, con todo y a pesar de las diferencias, mismas que te hacen ser quien eres, reír con lo que te divierte y soñar con lo que deseas para ti. Las diferencias son buenas, hay que reconocerlas y respetarlas.

El Autismo tiene nombres y rostros. Puede tocar tu vida en la forma de un hijo, de un amigo, de un conyugue (los diagnósticos de Autismo a adultos existen y son liberadores, en palabras de ellos mismos), de un nieto… o quizá, en la forma que ves al espejo. Si eso llega a ocurrir, no te sientas solo, somos millones quienes transitamos esa senda. Tampoco sientas temor, porque también somos millones quienes extendemos nuestra mano para apoyar a quien lo necesite. Busca guía y orientación cerca de ti, una mano amiga puede estar en tu vecindario o a un clic de distancia. O si consideras que de algo te puede ser útil, en este servidor encontrarás siempre una palabra de ánimo…

Y bien, si a estas alturas aun no comprendes por qué deberías conocer esta fecha, te comparto este último dato: según un análisis de los CDC, entre la población de 8 años de edad, 1 de cada 44 personas fue diagnosticada con Autismo en 2018. Un compañero de tus hijos en la escuela, en la iglesia o en el club deportivo, podría tener Autismo. Un vecino tuyo o un compañero de trabajo, podría tener Autismo. ¿No sería grandioso que tú y tu familia pudiesen recibir con los brazos abiertos a esa persona con Autismo que sin duda llegarás a conocer?

Leamos sobre Autismo, informémonos sobre Autismo, ayuda a difundir el tema Autismo compartiendo este y otros artículos. Al hacerlo, aprendemos más sobre la humanidad misma y sus diferencias. Recuerda: las diferencias nos hacen crecer como especie, nos engrandecen, nos permiten ser más que lo que seríamos en un plano y aburrido mundo en el que todos fuésemos iguales.

Te invito a hablar sobre Autismo.

Gerardo Guardado
Padre de Gerardito, de 8 años
Fundador de la Asociación Autismo Luz Azul de El Salvador
gerardo.e.guardado@gmail.com

- Advertisement -

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -
Reciente

Nuevos datos de los CDC revelan que menos de un tercio de las personas con un diagnóstico de hepatitis C reciben tratamiento oportuno para...

Nuevos datos de los CDC revelan que menos de un tercio de las personas con un diagnóstico de hepatitis C reciben tratamiento oportuno para la mortal, aunque curable, infección
- Advertisement -

Artículos relacionados

- Advertisement -