34.3 F
Raleigh
lunes, enero 17, 2022

El pulpo maya: un animal que fascina a los investigadores

Tienes que leerlo
Quitzé Fernándezhttps://www.amonite.com.mx
Amonite es un sitio dedicado a la divulgación científica para niños y jóvenes. Somos un grupo de amigos que escucha, cuenta historias y las plasma en algo parecido a un papel. Por medio de la ilustración y los medios audiovisuales buscamos acercar las novedades de ciencia y tecnología con un lenguaje accesible para todos. Amonite es un proyecto binacional editado y diseñado entre México y Argentina. Nace en 2017 a iniciativa de Quitzé Fernández, quien obtuvo en 2013 el Premio Nacional de Periodismo y Divulgación Científica, convocado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México (Conacyt), con la crónica La mujer que encontró dinosaurios en el patio de su casa. A él se unieron los ilustradores Daniel Galindo y Jess Silva, que han generado trabajo visual para diarios e instituciones del norte de México; y más adelante los periodistas José Juan Zapata y Jessica Jaramillo, en la edición y generación de contenido, desde Buenos Aires, Argentina. Todos ellos forman parte del staff permanente de Amonite, junto a un grupo de colaboradores que aportan sus visiones periodísticas, visuales y literarias del mundo de la ciencia.

Foto: SEPESCA Campeche

Los pulpos son animales con un sistema nervioso que en muchos aspectos se parece al de los vertebrados. Investigadores del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada se dedican a desentrañar algunos de los riesgos para su conservación.
Por: Laura Puentes

Corría el año de 2010, cuando los ojos del mundo estaban puestos en el Mundial de fútbol de Sudáfrica. Entre las muchas cosas peculiares que suelen suceder en el evento, una de las que más llamaron la atención fue un pulpo llamado Paul.

Este animal, decían los medios internacionales, podía predecir los resultados que obtendría la selección alemana de fútbol, dejando a las personas impactadas por su precisión. En su pecera elegía entre dos cajas con alimento con las banderas de los países del partido, y la caja que elegía resultaba ser el ganador.

Si bien la supuesta capacidad de “predecir” de Paul no es más que una casualidad, la verdad es que los pulpos son seres fascinantes, como bien nos explicó la doctora Clara Galindo, investigadora del Laboratorio de Genómica Funcional de Organismo Marinos del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), durante la conferencia “El pulpo maya: una historia que contar a través de los genes”.

Esta conferencia tuvo lugar durante el XXXVI Encuentro Nacional de Divulgación Científica.

Ocho pies
El nombre que los científicos usan para llamar a los pulpos en general es Octopus, que viene del griego octo que quiere decir “ocho” y podo que significa “pie”. Entonces, es un organismo de ocho pies, que en realidad se les denominan brazos, las cuales tienen unas ventosas, con las que pueden adherirse a instrumentos o a sus presas.

Estos están clasificados dentro del grupo de los moluscos, y la característica principal es que no tienen huesos, por la tanto no presentan columna vertebral o alguna estructura ósea. También son parte del grupo de los Cefalópodos, esto quiere decir ‘cabeza con pies’, que a su vez se divide en dos grandes conjuntos: por un lado los pulpos y por otro a los calamares y las sepias.

Existen diferentes tipos de pulpos, que tienen diferentes tamaños, colores y formas. Son exclusivamente de hábitats marinos, “todas las adaptaciones que han tenido han sido referente al mar”. Se encuentran en todos los océanos del mundo desde el ecuador hasta los polares.

Maestros del disfraz
El tamaño de los pulpos va desde los 12 centímetros hasta 5 metros. Además estos seres vivos tienen tres corazones. “Tienen la capacidad de bombear sangre a través de tres músculos, pero dos de estos exclusivamente bombean sangre a las branquias, mientras el corazón central se encarga de distribuir la sangre a todo el cuerpo, incluyendo sus brazos”, expone la doctora Galindo.

Una de las características que más destacan a los pulpos es la complejidad de su piel y su capacidad para cambiar rápido de patrón y textura. “Para poder pasar desapercibidos de sus depredadores, cambian su piel y el patrón”. Es a través de unos componentes cromáticos que producen este color de piel y están bajo control neuronal directo. “Estos organismos son unos maestros de los disfraces”.

Un sistema nervioso impresionante
Los pulpos son reconocidos por su cerebro y sistema nervioso bien desarrollado. “Son los únicos moluscos que tienen un sistema nervioso complejo, tienen un cerebro central, dividido en varios lóbulos y tienen neuronas en cada uno de sus ocho brazos”, comenta la doctora Galindo.

Estos organismos viven con más de un cerebro. “Podríamos decir que tienen 9 cerebros y no lo digo de broma. Porque cada uno de los brazos puede tener una movilidad aparte, es decir, son independientes”. Así mismo, los pulpos tienen 500 millones de neuronas, mientras que un humano 86 billones.

Pulpo maya: una especie muy mexicana
El pulpo maya es una de las especies marinas emblemáticas de México. El Octupus maya o pulpo rojo, es una especie endémica que habita la plataforma de Yucatán y es uno de los recursos pesqueros más importantes del país.

Es una especie semélpara, es decir, que las hembras sólo ponen huevos una vez en toda su vida y mueren después de que eclosionan. Esto significa que solo sobreviven cierto tiempo después de nacer sus crías. Presentan un desarrollo directo, por lo que los pulpos nacen con características de los adultos y no pasan por etapa de larva, como otras especies marinas.

Sin embargo, algo que preocupa a los investigadores es el incremento de la temperatura, pues se puede afectar drásticamente el éxito y la sobrevivencia de esta especie.

“Algunos científicos nos hemos puesto a pensar que si aumenta la temperatura del mar podría estar poniendo en riesgo la sobrevivencia de esta especie, ojo, esta especie no se puede mover de esta zona porque habita exclusivamente en esa”, dice la doctora Galindo.

El reto de estudiar al pulpo maya
Los científicos desde hace años estudian al pulpo maya no solo en su comportamiento dentro de las aguas de Yucatán sino desde su propio ADN para lograr comprender más de este organismo.

La doctora Galindo comparte que se extrae del pulpo su ADN o RNA de la zona de donde se quiere estudiar, las cuales pueden ser un brazo o alguna zona corporal, y después se mete en una máquina especial de laboratorio que traduce en códigos de letras toda esa información para hacer un análisis bioinformático.

“Nosotros traducimos toda esa información para saber cuáles son los genes que en ese momento se están expresando, es decir, qué proteínas se necesitan en ese momento. Por ejemplo, cuando sube la temperatura que proteína necesita para poder sobrevivir”.

Sin embargo, entender esto no ha sido fácil, debido entre otras cosas, a que los pulpos tienen un complejo sistema nervioso, el cual controla la reproducción.

Con la complejidad de genes de un vertebrado
El primer análisis de genoma completo del pulpo reveló características genómicas únicas en estos moluscos, que probablemente desempeñan un papel clave en la evolución de rasgos como su capacidad de camuflaje adaptativo y su sistema nervioso completo.

En el 2015, los científicos a través de las investigaciones del ADN (genoma) de pulpo encontraron que tienen una gran cantidad de genes asociados con el cerebro. Antes de esto, este tipo de genes solo se encontraban en los vertebrados.

“Tienen genes únicos, evolucionaron de una manera distinta y esta complejidad en los genes los hace únicos”.

La temperatura modifica la expresión de genes asociados con la calidad del esperma de los machos y con infertilidad. Mientras que, en hembras afecta a genes relacionados con la señalización huevo-esperma.

“Aunque faltan más investigaciones es claro que un incremento en la temperatura, junto con el mal manejo del recurso, pueden poner en peligro la supervivencia del pulpo rojo en la península de Yucatán”.

Un recurso importante para el país
El pulpo maya es uno de los recursos más importantes del país, no solo para los investigadores sino para aquellos que se dedican a comercializarlos.

“Este pulpo no solo es nuestro, sino que sustenta una de las pesquerías más grandes de México, hay mucha gente que depende de este recurso. No porque sea un organismo carismático tenemos que olvidar que también es un medio de sustento”, enfatiza la doctora Clara.

Galindo concluyó su conferencia con la importancia de invertir recursos en la investigación de esta especie de pulpo y sobre todo en generar una sustentabilidad en su crianza.

“Para que pueda seguir existiendo este recurso es necesario que haya programas y que haya más investigación, que la crianzas de estos organismos pueda ser sustentable para que este producto se siga utilizando y toda la gente que depende de ellos pueda seguir”.

Fuente:
El pulpo maya: una historia que contar a través de los genes”. Conferencia completa en Facebook

- Advertisement -

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -
Reciente

Arte Modernista Contemporáneo Mexicano en la ciudad de Raleigh

"Quisiera decirles a estas personas, que ellos provienen de una cultura muy rica y antigua, las raíces de un individuo y de una sociedad son claves para ser mejores. Quisiera despertar la curiosidad de ellos para que investiguen un poco más de esas raíces, donde quiera que uno vaya o viva, lleva un tesoro personal con respecto a su formación cultural y social, lo ideal es compartirlo con otros, o por lo menos saber que se tiene." Jorge Marin.
- Advertisement -

Artículos relacionados

- Advertisement -