domingo, noviembre 21, 2021

¿Villana o víctima?

Tienes que leerlo
Maria Beatriz Munoz Ruiz
Escritora y Directora de la revista digital cultural One Stop. Titulada como Community manager y Técnico en consumo, con formación en marketing digital y columnista internacional de la revista Pandemia, cultura contagiosa en la que colabora también con el seudónimo de La Dama oscura. Cuenta con 14 novelas publicadas, todas las encuentras en Amazon. Colaboradora de varias revistas internacionales. Nació el 12 de septiembre de 1977 en Granada (España). Cursó sus estudios en el colegio Sagrada Familia, pero quién realmente fomentó su pasión por la literatura fue su abuelo, alguien que marcó su carácter, y al que nunca olvidará.

Me encanta Disney, pero, sobre todo, me gusta su capacidad para adaptarse a los nuevos tiempos, su capacidad para saber lo que desea ver el público.
Disney se ha adaptado a un mundo en el que las mujeres no somos simples damiselas en apuros, un mundo donde no necesitamos a los príncipes para que nos salven, ni una corona para ser princesas, porque ya no nos sentimos princesas, nos sentimos reinas.
De todas las villanas de Disney, mi preferida siempre ha sido Maléfica, pero luego me leí los comienzos de la bruja de Blancanieves, en el libro La más bella del reino, y me enamoré de su historia, pero de ella ya os hablaré en otro momento, ahora os quiero hablar de una de las villanas que más odiaba y que ha pasado al puesto número uno por su película, estoy hablando de Cruella.
Mi hija y yo teníamos muchas ganas de ver la película, y ahora que ya ha terminado el cole, los exámenes y el estrés, hemos cogido las palomitas, las chuches y unos refrescos y nos hemos sentado frente al televisor dispuestas a disfrutar del espectáculo, y digo espectáculo porque es una genialidad, no se le puede poner a la película ningún fallo, es una auténtica maravilla para la gente que ama Disney.
El motivo fundamental por el que Cruella ha sido siempre la villana que más he odiado, ha sido definitivamente porque adoro a los animales, y el hecho de que esta mujer se quisiera hacer un abrigo con sus pieles, me ponía enferma. La odiaba cada vez que aparecía en escena y muchas veces incluso pasaba la película para no verla, me ponía de los nervios, pero esta película ha hecho que entienda los comienzos de su maldad y humanice a esa mujer que en el fondo sufrió.
Esta película ha mostrado a una niña maltratada por el destino, y a una mujer que luchaba por un sueño hasta que algo más fuerte se interpuso en su camino, la venganza. Pero lo mejor de todo, es que la entiendes y deseas vengarte tanto como ella.
Muchas veces no entendemos por qué la gente es como es, pero la mayoría de las veces, la gente es como es porque las circunstancias hacen que sean como son. Entonces llega a nuestra mente la pregunta ¿Se nace o se hace? Y yo os respondo que las dos. Desde que nacemos estamos marcados por nuestros genes, el lugar y la familia, eso es algo que no podemos cambiar, pero a esto debemos sumar las circunstancias que nos rodean durante toda nuestra vida. Una persona que jamás ha sido traicionada, será confiada, una persona que jamás ha perdido a un ser querido, no apreciará el amor de su familia, una persona sana, nunca sabrá lo que es realmente estar enferma. Si te crías en un ambiente en el que sobra el dinero, nunca sabrás lo realmente importante de la vida, porque sí, el dinero y el poder cambia a la gente.
Disney está mostrando con su serie de villanas, que las malas son malas porque la vida las hizo así, pero la genialidad es explicar el porqué de su maldad y sus comienzos.
Lo cierto es que como mujer agradezco a Disney que lo explique, nos lo debía después de demonizar a todas las mujeres convirtiéndolas en brujas malvadas y sin escrúpulos. Pensadlo, buscad un villano en Disney, ¿veis? todos los hombres son príncipes, o terminan trágicamente muertos dejando a su adorable hija desvalida, bueno, excepto los insípidos de la Bella durmiente, que terminaron dormidos.
Ahora, centrándonos en la película de Cruella, os recomiendo que la veáis, es magnífica, maravillosa, genial, estupenda y espectacular. Su transformación y su carácter, junto con el poder que desprende, hace que cuando termines de ver la película, desees vestir de blanco y negro y cambiar tu pelo radicalmente. Por cierto, los diseños y el vestuario de la película son increíbles y la actuación de Emma Stone y Emma Thompson, inmejorables.
Termino con la frase que más me gusta de la película y que pronuncia Cruella Devil en un momento que supone un antes y un después:
“Dicen que hay cinco etapas del duelo: negación, ira, negociación, depresión y aceptación. Bueno, quisiera agregar una más…venganza.”

- Advertisement -

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -
Reciente

Paternidad con Fe: Déjame a mi los resultados.

Photo by Nataliya Vaitkevich from Pexels Paternidad con Fe: Déjame a mi los resultados. Te invito a escucharlos todos los viernes...
- Advertisement -

More Articles Like This

- Advertisement -