domingo, octubre 24, 2021

Gestionando emociones

Tienes que leerlo
Maria del Refugio Sandoval Olivas
Hgo del Parral, Chihuahua, México La pasión por escribir se manifestó desde su juventud, consolidando su primer encuentro formal, con su participación en el año 2002 en Historias de Migrantes, en el 2007, responde a    convocatoria emitida por la SEP y su historia de vida docente es seleccionada en la antología“Huellas en el tiempo”. En el 2009 publica el libro autobiográfico “Anhelos, sueños y esperanzas”, en el 2011 “Una Rosa sin Espinas”, 2013 es antologada en “Experiencias directivas exitosas”, 2015 y 2016 antologada en “Monografía de Competencias docentes”, convocadas por ENSECH; colaboradora en el Diseño de guías estatales para trabajar los Consejos Técnicos Escolares, autora de varias ponencias publicadas digitalmente,  como “Oralidad de la Lengua” en Argentina,  asistente y ponente en Congresos Educativos, dictaminadora del Congreso Nacional de Investigación Educativa, cuento “Dulce” publicado en 2018,  “Suspiros rotos” poemario publicado en 2019, cuentito “La navidad y yo” 2019; además,  es editorialista semanal en el periódico “El Sol de Parral”. Jubilada de SEP en el 2017 sigue aportando al sector educativo como: tallerista para padres de familia, docentes, alumnos y público en general. Conferencista en distintos niveles educativos en el estado de Chihuahua. Participante activa en los “Encuentros de escritores parralenses” Cuenta cuentos en preescolar y primaria. Practica el cachibol, en la Delegación de jubilados y pensionados DIV2 Socia activa de la Benémerita y Centenaria “Sociedad Mutualista Miguel Hidalgo”

Cuando los alumnos se van

Cada instante vivido, permite transitar por las diversas emociones, éstas, cohabitan con nosotros, están ahí, listas para salir en los momentos detonantes y precisos. Deseo compartir con ustedes, una radiografía emocional, que fue tomada en el laboratorio de la vida. Hay momentos que llevan implícita esta necesidad de fotografiar el alma, hurgar entre los sentimientos y traducirlos a palabras, porque éstas, son el vehículo del pensamiento.

La palabra emoción se deriva etimológicamente de movimiento, impulso, agitación del ánimo; por lo que, al exponerse a un estímulo determinado, la reacción del cuerpo es producir reacciones fisiológicas. Algunas personas somos más emocionales que otras, la capacidad de experimentarlas y sentirlas es innata, sin embargo, se puede aprender a dominarlas, a esto se le llama Inteligencia emocional y uno de los psicólogos que aborda esta temática es precisamente Daniel Goldman (1995).

Entre sus principales fundamentos se encuentra la conciencia emocional, el autocontrol, motivación, empatía y la habilidad social. Es todo un proceso interno que una vez adquirido permea al contexto externo.

Como docente, he experimentado estas emociones una y otra vez, brincando entre las ambivalencias propias del ser humano: de la paz a la intranquilidad, de la alegría a la tristeza, de la calma a la tempestad, de la seguridad en lo que hace y dice a la experimentación de miedo y angustia por no alcanzar a cubrir los propósitos educativos; por la zozobra experimentada cuando los andamios de la enseñanza aprendizaje diseñados no alcanzan a ser percibidos por el alumnado; la búsqueda incesante de métodos y técnicas de enseñanza que favorezcan sus distintos estilos de aprendizaje; fomentar la resiliencia personal ante los embates que la vida va asentando, la flexibilidad para adaptarse a los cambios, el desgaste y agotamiento que produce el conocer los problemas personales del alumnado, entre otras muchas sensaciones y experiencias que se transitan dentro del campo educativo.

Debido a la situación pandémica, hemos trabajado en línea por dos semestres, pero hoy quiero hacer referencia, a las emociones experimentadas el día que tuve la oportunidad de conocer a mis alumnos personalmente; ellos, están a punto de concluir su formación profesional en la especialidad de maestros de español en educación secundaria.

Primeramente, quedé impactada por esa juventud que emana de su físico y actuar; esa etapa, es un estado que precede a la edad adulta, se encuentran en un constante proceso de formación, navegando entre las ansias de diversión, esparcimiento y juego y las que la madurez de su pronta profesión e inserción al mundo laboral les exige, tanto moral, como ética y social.

Algunos han adelantado su proceso, son esposos, padres, madres, y enfrentan la responsabilidad compartida de ser estudiantes y proveedores del hogar, fincando en su futura profesión las esperanzas de un mundo mejor para ellos y sus familias.

El brillo de su mirada es tal, que alcanza a alumbrar aún en completa oscuridad; su sonrisa franca y abierta, irradia el jolgorio de la naturaleza, atrapando los distintos sonidos que producen armonía, paz y bienestar en quien tiene la dicha de observarles y escucharles.

Su conversación es instantánea, alegre, alude a mensajes que brotan como manantial de frescura y cordialidad, acompañada de carcajadas, bromas y expresión gestual.

Entonces, me congratulo de haber formado parte de sus vidas, porque finalmente ese es el transitar del maestro, apoyar, guiar, formar, y, sobre todo, llegar al corazón de quienes serán los encargados de sostener la antorcha de la educación por muchos años.

Comprendo, que aún con los adelantos tecnológicos en puerta, nada suple a la presencia física; el reconocer ese rostro, verse reflejado en sus pupilas, sentir el calor que emana de su corazón «aun sin tocase»; encontrar la esencia de su personalidad en medio de los trabajos recibidos, de las interacciones virtuales efectuadas, de los diálogos mediados por una pantalla digital; la vida nos brindó la oportunidad de convivir personalmente, sabiendo que la convivencia es una de las competencias que está en constante desarrollo, que fortalece a la persona y a la otredad, porque en la medida que nos conocemos y comprendemos a nosotros mismos, podemos interactuar con el otro, brindando apoyo emocional e irradiando esa sinergia tan necesaria para sobrellevar las problemáticas diarias que la vida pone en escaparate.

Recuerden que las lecciones que esta maestra les brindó, llevan implícita la finalidad de
dejar huella en mano, memoria y corazón; de tal forma, que no duden de prodigarlas y esparcirlas por su camino pedagógico, ya que las enseñanzas, son como semillas que se van dejando en el trayecto, y al paso del tiempo, cuando vuelvan sobre sus pasos, encontraran los brotes y ramilletes florecidos aún en las zonas que parecían más áridas.

Recuerden que la lectura es la herramienta principal para el acceso al conocimiento, la investigación educativa, es el sendero que va mostrando los recovecos y urgencias de actuación; pero, sobre todo, nunca dejen de predicar con los valores universales, amen intensamente lo que hacen, sientan esa pasión de Ser, Hacer, Conocer y Convivir con y para sus alumnos, compañeros y escuelas donde presten sus servicios. Sobre todo, nunca se olviden de agradecer a esta su escuela mater, que hoy les dice “hasta pronto”.

 

- Advertisement -

19 COMMENTS

  1. Que lindas palabras maestra, quiero agradecerle por su apoyo y guía en este proceso, con muchos altibajos pero lleno de experiencias gratas.
    Gracias por su presencia de modo virtual y próximamente presencial, le quiero con el corazón.

  2. A pesar del poco tiempo compartido, y aún que haya sido en la virtualidad, la huella que ha dejado en nosotros es muy grande e invaluable. Con su gran ejemplo nos mostró que el camino del magisterio está lleno de muchos aprendizajes, pero sobre todo, nos enseñó a realizar la labor docente con mucho amor, compromiso y siempre con la mejor de las actitudes. Sin lugar ha duda, la vamos a recordar siempre con mucho cariño querida maestra, gracias por inspirarnos, motivarnos, y sobre todo por creer siempre en nosotros. La queremos mucho

  3. En lo personal usted fue un pilar muy importante para que me sintiera cómoda y segura durante estos dos últimos semestres de mi carrera, gracias por compartirme sus enseñanzas, esfuerzo y tiempo; estas experiencias vividas no solo me servirán en mi quehacer docente, sino también me ayudarán a ser mejor persona. ¡Muchas gracias maestra, la estimo en gran manera!.

  4. Felicidades a nuestros compañeros por su arduo trabajo y esfuerzo, han concluido una etapa en su vida pero comienza una nueva. Igualmente una felicitación para usted querida maestra, por su sabiduría plasmada en sus lindas palabras.

  5. Excelente texto. Las emociones son reflejo del aprecio de Dios hacía nuestra naturaleza humana y nos permiten establecer relaciones y dar muestras vivas de lo que el alma siente y no puede mostrar físicamente.

  6. Muy bonito escrito, y claramente es difícil decir adiós después de tanto tiempo de haber convivido, pero da gusto saber que han superado sus metas.

  7. Me parecieron muy bonitas las palabras de la maestra ya que es algo que nos ayudara mucho al llegar a esa etapa de graduación, ya que las emociones son las que nos invadirá al momento de tener que impartir nuestro conocimiento en alguna institución, pero debemos aprender a controlarlas.

  8. Las emociones son diversas, el culminar una etapa es glorioso, pero son muchos sentimientos que trae consigo; más si es de esta índole, porque se concluye un sueño que se fue añorado por mucho tiempo.
    Se trata de subir a la cima y seguir escalando, como lo dice Jorge Bucay en su libro, de crecer y multiplicar lo conseguido, para ser mejores personas.

  9. Exactamente la tecnología nunca podrá remplazar los bellos momentos y sentimientos que se comparten, desde una sonrisa o una simple gesticulación son tiempos los cuales nos han ayudado a comprender el gran sentido humano y el gran valor de la amistad y de pasar tiempo de calidad.

  10. Como expresa este texto todo lo vivido, todas aquellas barreras que pasamos para estar aquí, en la cima del éxito. Me encantó, y explica las emociones como algo importante para todos pero nos ayuda a avanzar

  11. Muy bonito, las emociones son increíbles cada una de ellas y son muy importantes para expresar nuestro sentir, como nos menciona es importante aprender a manejarlas y llevarlas de la mejor manera.

  12. Como ser social se aprende a valorar la diversidad de emociones que son parte fundamental de la vida pues comprende diversas experiencias compartidas sea positivas o negativas pero de todas se aprende y nos fortalece en crecimiento.

  13. Felicidades, es importante contar con nuevos docentes y saber que la educación queda en buenas manos porque el futuro de México sigue brillando intensamente.

  14. Cuando trabajas las emociones en clase consigues que tus alumnos estén más motivados y les ayudas positivamente en su desarrollo intelectual.

  15. Excelente tema, pero bueno primero que nada es felicitar a los compañeros que ahora van a la docencia de tiempo completo, ahora a compartir sus conocimientos y esas ganas de contagiar con su entusiasmo. Puedo imaginar la sensación de alegría que les causa el por fin concluir sus estudios.

  16. ¡Muchas felicidades! Sin duda, son un ejemplo para todos nosotros como estudiantes, ya que, el graduarse es un gran merito, sin embargo, el haberlo logrado actualmente muestra que poseen un repertorio de cualidades mas amplias y mas desarrolladas que el promedio. Por esto, estoy seguro de que se desempeñarán con una capacidad excelente como docentes.

  17. No puedo imaginar la sensación en estos momentos, no solo porque están culminando una importante etapa sino también porque comenzarán otra nueva, en la que tendrán la oportunidad de experimentar nuevas emociones, nuevas sensaciones, acompañadas de sus alumnos. Felicidades compañeros.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -
Reciente

Paternidad con Fe: Sin importar.

Paternidad con Fe: Sin importar.
- Advertisement -

More Articles Like This

- Advertisement -