lunes, agosto 2, 2021

Los pequeños de cara sonriente que protegen en los canales de Xochimilco

Tienes que leerlo
Quitzé Fernándezhttps://www.amonite.com.mx
Amonite es un sitio dedicado a la divulgación científica para niños y jóvenes. Somos un grupo de amigos que escucha, cuenta historias y las plasma en algo parecido a un papel. Por medio de la ilustración y los medios audiovisuales buscamos acercar las novedades de ciencia y tecnología con un lenguaje accesible para todos. Amonite es un proyecto binacional editado y diseñado entre México y Argentina. Nace en 2017 a iniciativa de Quitzé Fernández, quien obtuvo en 2013 el Premio Nacional de Periodismo y Divulgación Científica, convocado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México (Conacyt), con la crónica La mujer que encontró dinosaurios en el patio de su casa. A él se unieron los ilustradores Daniel Galindo y Jess Silva, que han generado trabajo visual para diarios e instituciones del norte de México; y más adelante los periodistas José Juan Zapata y Jessica Jaramillo, en la edición y generación de contenido, desde Buenos Aires, Argentina. Todos ellos forman parte del staff permanente de Amonite, junto a un grupo de colaboradores que aportan sus visiones periodísticas, visuales y literarias del mundo de la ciencia.

Un grupo de mujeres trabaja todos los días para cuidar al ajolote mexicano, o axolotl, una especie que solo vive en el lago de Xochimilco, en México, y es capaz de regenerar su cuerpo si le cortan una pata, o parte del cerebro o corazón. 

El colectivo Ajolotario Cuemanco, que formaron Nancy López, Nayeli Cortés y las hermanas Martha y Claudia Juárez, se ha dedicado a buscar y recoger a los ajolotes de los canales contaminados de Xochimilco desde hace cuatro años, logrando reunir a 90 animales.

–Hay gente que nos escribe en redes sociales para traernos ajolotes que compran con la idea de salvarlos, nosotros no nos negamos, pero les explicamos que es mejor denunciar la venta ilegal a las autoridades – relató Claudia Juárez al periódico mexicano El Universal. 

Contó que en los años ochenta empezó a escasear el ajolote en Xochimilco, primero porque en el lago fueron introducidas peces como carpa y la tilapia para que comieran lirio acuático que se había convertido en una plaga, pero devoraban a los ajolotes.

Y, también, la contaminación y la pesca de estos animales para consumo o como mascotas, ha afectado. 

La figura del ajolote, o axolotl, que proviene del náhuatl “xolotl”, que significa el dios del ocaso, de los espíritus, o de los gemelos, ha inspirado a escritores y poetas como Julio Cortázar, Octavio Paz, Juan José Arreola o Salvador Elizondo. 

El súper poder del ajolote 

La gente piensa que los poderes regenerativos del ajolote pueden servir a las personas para curar sus enfermedades; lo ven como un súper animal capaz de regenerar su cuerpo, o sea que si le cortas una pata, puedo volver a crecerle. 

Según el artículo “Axolotl: El auténtico monstruo del Lago de Xochimilco“, publicado por la revista Kuxulkab, de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, el ajolote aún cuando es mayor conserva su estado larvario, es decir: que sigue estando como era desde que nació, características que le permiten poder regenerar sus piernas, cola, mandíbula, piel, órganos, e incluso, tejido del corazón y la cabeza.

 

Foto: Artem Lysenko (Pexels)

Previous articleCostillas de cerdo a la BBQ
Next articlePollo guisado
- Advertisement -

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -
Reciente

¿Children raising with love and respect are dependent children?

Last week we are talking about the first myth about respectful parenting and today i would like to invite you to reflect about the second myth. Children raising with love and respect are dependent children.
- Advertisement -

More Articles Like This

- Advertisement -